El juicio y la gracia a un pueblo rebelde

El juicio y la gracia a un pueblo rebelde

Vamos a hacer un resumen de lo que ha sido el libro de Jueces hasta ahora.

  • Dios saca a Israel de Egipto, de la esclavitud por mano de Moisés y promete darle la tierra de Canaan para que le sirvan y le adoren, pero ellos tenían que arrojar, sacar a todos los que estuvieran habitando esas ciudades para que luego ellos no fueran un tropiezo y los llevaran a la idolatría.
  • Moisés muere y no alcanza a repartir toda la tierra, así que es Josué el encargado de llevar a acabo esta misión.
  • Josué fue fiel a Dios, pero el tampoco alcanza porque muere, pero luego, la generación encargada de conquistar la tierra no hizo conforme a la voluntad de Dios, así que dejó vivir a algunos de los antiguos habitantes, lo cual terminó convirtiéndose en la causa de todos los problemas de Israel.
  • Dios hizo fuerte a esas naciones que ellos no arrojaron y los oprimían de tiempo en tiempo.
  • Israel comenzó a experimentar lo que llamamos Ciclos de Pecado; ellos hacían lo malo y adoraban a otros dioses, Dios los afligía con los enemigos que ellos no arrojaron de la tierra, ellos clamaban a Dios, dios levantaba a un libertador, también llamado juez, el pueblo era libre, pero luego… Otra vez volvía a hacer lo malo y así sucesivamente yendo cada más más profundo.
  • Hemos visto hasta aquí varios de esos ciclos y varios jueces que Dios levantó en este periodo: Otoniel, Aod, Samgar, Débora y recientemente Gedeón.
  • Este último fue usado de manera muy poderosa, escogido en debilidad y con 300 hombres derrotó al ejercito enemigo de los madianitas
  • Pero el final de Gedeón no fue bueno. Vivió como un rey cuando Dios no lo había mandado, hizo riquezas, puso un altar de adoración en su propia casa, tuvo 70 hijos e hizo extraviar a Israel una vez más.

En este punto estamos ahora. Solo que esta vez ya no parece haber un enemigo que aflige. Es como si el ciclo se suspendiera por un momento para mostrar como Israel se ha ido pervirtiendo cada vez más y como su liderazgo es cada vez más desesperanzador. Lo que sigue ahora es una recreación lamentable de la terrible situación de lo que que antes era el bendecido pueblo de Dios.

Vamos a ver hoy como el legado de Gedeón siguió haciendo estragos, pero al mismo tiempo veremos también la Gracia y la misericordia de Dios mostrada al endurecido y rebelde pueblo de Israel.

Así que vamos a ver nuestro texto a la luz de 3 encabezados:

El rey que un pueblo rebelde merece (vv 1-6) , (2)El juicio que un pueblo rebelde merece( vv 7-57) (3)La gracia que un pueblo rebelde NO merece (Jue 10:1-5)

Compartir

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.