Luego de mostrar la manera en que Dios ha provisto salvación por la gracia de Dios para individuos que estaban muertos, Pablo amplía el espectro y ahora muestra cómo dicha gracia también permitió la reconciliación de dos pueblos separados naturalmente para constituirse en una familia, luego un solo pueblo y finalmente un mismo cuerpo llamado Iglesia.

Toda la teología sobre la Iglesia está concentrada en este pasaje de las Escrituras. La gracia no solo salvó individuos, sino que también constituyó un pueblo para la Gloria de Dios.

.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos: