Entonces la mujer de Potifar lo agarró del manto y le rogó: «¡Acuéstate conmigo!» Pero José, dejando el manto en manos de ella, salió corriendo de la casa. ( Gn 39:12) Vivimos en un mundo caído en medio del cual libramos un lucha constante entre el remanente de nuestra naturaleza pecaminosa y las ofertas tentadoras […]

La entrada Enfrentando la tentación aparece primero en El Evangelio Y Nada Mas.

Síguenos: