Dios Gobierna sobre la soberbia de los hombres – Daniel: 4

Dios Gobierna sobre la soberbia de los hombres - Daniel: 4

Daniel:4

Si saliéramos a la calle a preguntar a varias personas acerca de cuál es el propósito de la vida en esta tierra, algunas de las respuestas que seguro encontraríamos sería: ser feliz, alcanzar lo que te propones, ser alguien en la vida, lograr lo que te propones- Es a la luz de estas aparentes verdades que el mundo vive. El epítome de esta filosofía de la postmodernidad se materializó en la película protagonizada por Will Smith que se estrenó en 2006, en búsqueda de la felicidad. La conmovedora cinta, cuenta la historia real de Chris Gardern quien pasó de ser un vendedor en bancarrota a un famoso corredor de bolsa. Esta historia es inspiradora, pero es hacia donde se dirigen los esfuerzos del mundo: a lo que se pueda conseguir en esta tierra como resultado de tu esfuerzo.

Ahora, si bien es cierto que debemos esforzarnos y ser diligentes en lo que hacemos, pero la meta para la cual fuimos creados no es buscar nuestra propia gloria, sino la gloria de aquél que nos creó, como bien señala la primera declaración del catecismo bautista en su primera pregunta:

¿Cuál debe ser el propósito principal del hombre?

El propósito principal del hombre debe ser glorificar a Dios, (I Corintios 10.31) y disfrutar de Él para siempre. (Salmos 73.25, 26).

 Cada vez que el hombre invierta sus esfuerzos en alejarse de buscar la gloria del que lo creó, experimentará el fracaso, pero en su misericordia, el trabajo de Dios es, por medio de ese fracaso, traer al hombre al arrepentimiento y la fe y poner en medio de su pecho un corazón que pueda adorarlo.

Es de eso de lo que hablaremos hoy; de un hombre que cambió la Gloria de Dios por su propia Gloria, pero que fue humillado en manos de el alfarero hasta ser moldeado en alguien que le adorara.

Veremos por tanto la última presentación de Nabucodonosor en este libro de Daniel, a la luz de nuestros acostumbrados tres encabezados:

  • Una atormentadora revelación (1-18)
  • Una determinada advertencia (19-27)
  • Un inevitable cumplimiento (28-33)
Compartir

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.