El evangelio, la iglesia y el gobierno civil 1 Pedro 2:11-17

El evangelio, la iglesia y el gobierno civil 1 Pedro 2:11-17

 1 Pedro 2:11-17

El evangelio, la iglesia y el gobierno civil 

El evangelio, la iglesia y el gobierno civil
Colombia ha experimentado en los últimos días momentos de incertidumbre por cuenta de protestas de civiles contra el gobierno y enfrentamientos entre las partes con una lamentable cifra de muertos y heridos.
Pero no solo eso, también enfrentamos una creciente polarización en términos políticos y de opinión que casi pudiéramos decir que nos encontramos en una dictadura partidista. Es decir, si opinas contra un lado eres del otro y si opinas en favor de alguien perteneces al contrario y por si fuera poco, si no opinas eres un cómplice. Todo esto sucede a nuestro al rededor. Se habla de ello en las noticias, en las esquinas, en las familias y es necesario que tengamos una respuesta como creyentes.
Es cierto que no estamos obligados a ir a una esquina o a otra, pero tampoco a no tener una posición, lo único es que lo que debe determinar nuestra postura no es nuestra inclinación política, no es el partido con el que nos identificamos, no es la presión mediática ni tampoco el fervor de la muchedumbre. Nuestra postura debe estar informada por la Palabra de Dios y debe ser consistente con lo que somos: antes que todo, cristianos, ciudadanos del Reino de los cielos.
Pero ¿por qué usar el púlpito para esto? ¿No sería mejor simplemente dejar que cada quien vaya por su camino y piense como quiera y seguir nosotros con lo que corresponde? Bueno, eso suena bastante cómodo, especialmente para un predicador, sin embargo, hay una demanda sobre nosotros. La predicación no está desconectada de la realidad de nuestro día a día y es deber de todo predicador llevar a los oyentes a considerar el poder del evangelio en la Palabra de Dios pero también su relevancia.
La Biblia es nuestra única regla de fe y práctica y debe ser ella quien nos modela acerca de cada asunto de la vida y gracias al Señor. La Biblia no se queda callada acerca de asuntos tan específicos como el que abordaremos en la mañana de hoy.
El apóstol Pedro escribe su carta en un contexto particular. Se trataba de creyentes que habían sido esparcidos por el mundo pero que ahora estaban padeciendo a causa de su fe de formas muy específicas. En sus trabajos, las esposas en los hogares y en la sociedad y en general estaban siendo perseguidos por el gobierno de la época.
El propósito de la carta no es otro sino dar aliento a los hermanos que estaban padeciendo pero al mismo tiempo recordarles cuál era su verdadera identidad y cómo eso debía llevarlos a responder conforme a dicha identidad. También es una exhortación para que ellos cuiden su corazón y que no alberguen deseos de venganza. Que no actúen devolviendo mal por mal sino que tomen el ejemplo del Señor Jesucristo.
Así que esta es una carta sobre el evangelio como fuente de gracia, la iglesia y cómo padecer sabiamente, mirando a Cristo como ejemplo de padecimientos.
Es en ese contexto que toma lugar el texto que abordaremos hoy, el cual veremos a la luz de cuatro encabezados y ellos son básicamente las cuatro cosas que debemos tener en cuenta a la hora de considerar nuestra relación como creyentes centrados en Cristo con el gobierno civil
• La identidad: pueblo de Dios
• La motivación: que Dios sea glorificado
• El llamado: someterse a las autoridades
• La advertencia: no usar la libertad como excusa para la venganza

Compartir

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.