Una de las cosas más problemáticas de esta presente generación es la dificultad que tiene para encontrar una base sobre la cual definirse. Frecuentemente vemos que algunos son definidos por sus posesiones materiales, otros por sus aptitudes académicas, por el tipo de música que escuchan y de acuerdo a su preferencia sexual; la gran conclusión es que vivimos en medio de una generación que se desconoce, sin identidad, que no sabe dónde está ni hacia dónde va porque no sabe de dónde viene.

Estos primeros versículos de la carta a los efesios son la respuesta al gran interrogante dela humanidad: Quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Al mirar las primeras palabras de Pablo, nos encontramos con una larga y nutrida oración que contiene acciones de gracias, reflexiones teológicas e intercesión por los hermanos de Éfeso.

Los versículos del 1-14 comprenden una gran sección muy descriptiva del plan redentor de Dios. El gran tema de Efesios es precisamente la gran riqueza que tenemos en Cristo y lo que vemos aquí es el detalle de lo que esa gran riqueza es para nosotros, los que hemos creído en Cristo.

Esta primera sección pudiéramos dividirla de diferentes maneras: por un lado vemos al padre ordenando el plan de redención antes de la fundación del mundo (vv 3-6), al hijo en quien recibimos todo lo que proviene del Padre (vv 7-12) y al Espíritu Santo garantizando nuestra seguridad de la bendición recibida hasta el día final (vv 13-14)

Como se puede ver, esta sección también describe la redención en términos pasados, presente y futuro; por lo que nos adentraremos a ella de manera cuidados, procurando no desperdiciar nada de lo que el Señor ha revelado aquí para nosotros.

Hoy nos ocuparemos de la primera sección de esta oración, los versículos 3-6 donde Pablo describe la riqueza de la bendición del Padre: nuestra elección en el pasado Eterno.

Para ello dividiremos nuestro texto en 3 encabezados: (1) La bendición de la Elección; (2) La naturaleza de la elección y (3) el propósito de la elección.

Una de las cosas más problemáticas de esta presente generación es la dificultad que tiene para encontrar una base sobre la cual definirse. Frecuentemente vemos que algunos son definidos por sus posesiones materiales, otros por sus aptitudes académicas, por el tipo de música que escuchan y de acuerdo a su preferencia sexual; la gran conclusión es que vivimos en medio de una generación que se desconoce, sin identidad, que no sabe dónde está ni hacia dónde va porque no sabe de dónde viene.

Estos primeros versículos de la carta a los efesios son la respuesta al gran interrogante dela humanidad: Quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Al mirar las primeras palabras de Pablo, nos encontramos con una larga y nutrida oración que contiene acciones de gracias, reflexiones teológicas e intercesión por los hermanos de Éfeso.

Los versículos del 1-14 comprenden una gran sección muy descriptiva del plan redentor de Dios. El gran tema de Efesios es precisamente la gran riqueza que tenemos en Cristo y lo que vemos aquí es el detalle de lo que esa gran riqueza es para nosotros, los que hemos creído en Cristo.

Esta primera sección pudiéramos dividirla de diferentes maneras: por un lado vemos al padre ordenando el plan de redención antes de la fundación del mundo (vv 3-6), al hijo en quien recibimos todo lo que proviene del Padre (vv 7-12) y al Espíritu Santo garantizando nuestra seguridad de la bendición recibida hasta el día final (vv 13-14)

Como se puede ver, esta sección también describe la redención en términos pasados, presente y futuro; por lo que nos adentraremos a ella de manera cuidados, procurando no desperdiciar nada de lo que el Señor ha revelado aquí para nosotros.

Hoy nos ocuparemos de la primera sección de esta oración, los versículos 3-6 donde Pablo describe la riqueza de la bendición del Padre: nuestra elección en el pasado Eterno.

Para ello dividiremos nuestro texto en 3 encabezados: (1) La bendición de la Elección; (2) La naturaleza de la elección y (3) el propósito de la elección.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos: