Reporte misionero: Valencia, Córdoba

Reporte misionero: Valencia, Córdoba

Del 19 al 23 de octubre de 2020

Cinco hermanos de nuestra congregación en compañía del pastor y su familia realizamos un viaje misionero al municipio de Valencia, en el departamento de Córdoba a más de 500 kilómetros de distancia de la ciudad de Santa Marta. 

El viaje se realizó el lunes 19 de octubre, tres motocicletas con cinco hermanos: Joel Montero, Yilson Meza, Gerlis Meza, Fredy Aguilar y Adrián Jaimes, llegaron pasadas las cinco de la tarde al municipio. Esa noche se dedicó para que los hermanos descansaran del viaje.

El martes 25, el trabajo a realizar fue la adecuación de un espacio ubicado en el lote del hermano Javier Aldana, el cual fue puesto a disposición por él para que los hermanos del pueblo se reunan en ese lugar con las mayores comodidades posibles.

Un grupo de hermanos nivelaron el terreno, transportaron arenas, batieron mezcla y echaron el piso bajo la dirección del hermano Fredy. Este trabajo abarcó los días martes, miércoles y jueves, en virtud a algunas demoras en la provisión de los materiales por parte de la ferretería encargada de proveerlos.

En simultánea, el día martes el pastor Jacobis Aldana en compañía del hermano Adrián viajaron al municipio vecino de Tierralta para recoger el transmisor, la antena y otros equipos para la emisora ‘Amor y Paz Radio’. Ese día se contrató a un obrero que ayudará en la adecuación de la oficina donde funcionaría la emisora. Al caer las tarde, participamos de un momento de comunión con parte de los hermanos que se reunen en ese lugar.

El día miércoles parte de la mañana se dedicó para ayudar al técnico encargado de instalar los equipos de la emisora, mientras un par de hermanos servían a una familia en la adecuación de la casa que se dispuso para hospedarlos. Ese día se realizó un servicio con los hermanos.

El jueves se trabajó en la terminación del lugar de reunión y en la instalación de la emisora. Se hicieron pruebas de sonido y se recorrió gran parte del pueblo, incluso el sector rural para evidenciar los lugares hasta donde alcanzaba a llegar la señal radial. Todo el casco urbano de Valencia podrá disfrutar de la emisora que emitirá contenido de calidad y de sana doctrina.

El jueves en la noche, un par de los hermanos que viajamos participamos junto al pastor en la reunión de Santa Cena, espacio en el que además se les informó a los creyentes allí de los pasos a seguir en el corto y mediano plazo.

El plan de la Iglesia Bíblica Soberana Gracia es continuar apoyando el trabajo en Valencia por lo menos cada tres meses con visitas grupales en las que podamos servirles, a diferencia de este viaje, en temas de tipo espiritual y anímico. Mientras eso sucede, se les dejó un material sobre discipulado de 12 clases, las cuales estudiarán los días martes y los días jueves meditarán en el sermón del domingo. Seguirán por lo pronto conectándose a nuestros servicios a través de Streaming. También se les anunció que en la medida de lo posible, cada mes y medio un hermano de nuestra congregación viajaría un fin de semana para apoyarlos en la predicación y la enseñanza.

Sin duda alguna, la obra de Dios en este municipio es más grande de los que imaginamos. Una veintena de hermanos y amigos se reunen en este lugar con sed de palabra y disposición de servir. Hecho que nos demuestra la necesidad de un plantador permanente que pueda servirles y seguirles en el camino del evangelio. Su oración principal y la de nostros será de ahora en adelante pedirle al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.

La puesta en marcha de la emisora, servirá también para fundamentar en parte la fe de los hermanos, ya que la programación destinada para emitirse allí serán contenidos tipo discipulados y enseñanzas de la palabra de Dios diariamente.

Valencia es un municipio pujante, que gran parte de su economía se sostiene de la agricultura. En un pueblo acogedor, con gente amable y entregada a sus labores. Tiene gran parte de su malla vial pavimentada y su comercio se ha potencializado en virtud a la construcción de un gigantesco puente sobre el río Sinú que los une con el desarrollo, acortando tiempo no solo de viaje sino en el transporte de las cosechas y traslado de pacientes enfermos. 

Cada uno de los hermanos que fuímos nos trajimos el mejor de los comentarios de este municipio, su gente y los hermanos que allí se congregan, quienes sin límite nos atendieron de la mejor manera posible. Sea Dios prosperando su obra en cada rincón de este mundo. Gracia y paz.

 

Si desea apoyar este proyecto puede hacerlo en el siguiente enlace: Donar 

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.