La Incredulidad Hacia el Hijo de Dios

La Incredulidad Hacia el Hijo de Dios

Marcos nos introdujo al tema de la fe en el hijo de Dios por medio de cuatro impresionantes relatos en los que se mostraba no solo el poder de autoridad, sino cómo era digno de poner nuestra fe en él. Así es como sus discípulos perderían temor por confiar en él, un endemoniado libertado le serviría por la fe a él, una mujer encontraría reivindicación espiritual y sanidad por la fe en él y un principal de la sinagoga vería la resurrección de su hija por su fe en él.

El punto de Marcos es, la fe en el hijo de Dios no solo es necesaria, sino que es la puerta de entrada para ver su poder manifestado

Pero no siempre pasa de esa manera. De la misma forma en que algunas responden con fe y asombro por la autoridad del hijo de Dios, hay quienes responden con incredulidad y escepticismo y es de esto de lo que hablaremos el día de hoy.

Después de haber regresado de su paso por Galilea, Jesús volvió a su tierra, Nazareth, de donde había salido. Una de las ciudades que no gozaban de muy buena reputación para los días de Cristo; sin embargo, Jesús sintió una gran carga por su pueblo, así qué regresó allá con la misión de predicar y mostrar allí el poder del Reino, peor la respuesta no fue la que tu y yo esperaríamos.

(Te invitamos a ver la enseñanza completa en el enlace que se encuentra dentro de esta publicación, o seguir leyendo descargando el archivo Pdf de la enseñanza)

Compartir

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.