El evangelio y nada más

¿Alguna vez has experimentado la sensación de ver que todo el trabajo que inviertes en una tarea ha sido en vano? Puede ser en cosas pequeñas, algún trabajo manual; pero en ocasiones eso puede verse recreado a mayor escala en la crianza de los hijos, por ejemplo, luego de haber invertido parte de nuestra vida en ser padres responsables, encontrase con hijos que han tomado un camino distinto al que esperamos, o tal vez la frustración por un matrimonio en crisis. Como ves, este no es un sentimiento extraño, pero pudiéramos estar de acuerdo en que es algo que no quisiéramos experimentar, siempre queremos ver que el trabajo que invertimos tenga resultados, por lo menos cercanos a los esperados.

La carta a los gálatas es una cargada de muchos argumentos, pero también de emociones. Al principio vimos a un Pablo enojado por la actitud de necedad de los hermanos al tolerar un evangelio diferente y aquí volvemos a encontrarnos con la emotividad del Apóstol, esta vez el sentimiento no es de rabia sino de una profunda frustración, resultado de la impotencia de ver como hermanos que habían sido rescatados del pecado por el poder del evangelio, ahora quería volverse a una vida de esclavitud y aunque no era propiamente por estar corriendo a una vida licenciosa, si querían ir en una dirección contraria al evangelio, lo que en últimas instancias es invalidar la salvación.

Los de Galacia ya eran hijo de Dios por haber creído en Cristo, por lo que devolverse a la práctica de rituales y una lista de reglas para ganar el favor de Dios era abandonar el evangelio y volverse a una vida de esclavitud.

Esta es la idea que desarrollaremos en este pasaje en la mañana de hoy:

El Señor nos ha libertado del pecado por el evangelio y cualquier cosa que nos aleje de ese evangelio hace que el mensaje que escuchamos y nuestra fe se haga vana.

Veremos esta idea entonces a la luz de los siguientes puntos:

  1. El problema de la vida de esclavitud (8)
  2. El lamento por el deseo de volver a la esclavitud (9-10)
  3. El regreso a la esclavitud hace vano el evangelio (11)

Descargar sermón:

Comparte este sermón:

Más sermones de Jacobis Aldana