Parábola de los dos deudores

Antes de introducirnos en la parábola veremos el contexto en el que ella esta, ya que mateo presenta esta parábola en un solo discurso que empieza en el cp.18 v.1, es importante ver la conexión del pasaje con la parábola, que sería el contexto literario inmediato. – Jesús esta con sus discípulos en Capernaum, en aquel tiempo, sus discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? Esto lo encontramos también en los evangelios de marcos y Lucas, esto era una disputa que mantenían entre ellos, se acercan a Jesús con el ánimo de que él, les diera una respuesta y les dijera lo que ellos querían oír que favoreciera sus intereses con respecto a una posición privilegiada en el reino. Jesús ante esta oportunidad empieza a enseñarle a sus discípulos con algunos ejemplos tomando un niño y lo puso en medio de ellos vr.2-5, Jesús les enseña que en el reino de Dios todos tienen el mismo valor y no hay nadie más grande o importante que otro, todo los que vienen humillados pueden entrar y pertenecer al reino de los cielos porque creen en el señor.

El mundo trae tropiezo y es inevitable que este mundo caído no traiga persecución y dificultades a los que creen trayendo temor y deserción, seguir a Cristo no era algo sencillo, Los discípulos deberían dejar y sacar su contienda, su equivocada actitud de querer ser mayor en el reino, esto traería tropiezo a los que se acercaban por salvación.

Cristo pagó por nuestra redención en su sacrificio perfecto, y es por esta razón que todos y cada uno de los miembros del reino tienen gran valor, la voluntad del padre es que no se pierda ninguno de estos pequeños vr.15, Jesús introduce el tema del perdón en medio de la comunidad de creyentes y miembros del reino en medio de los conflictos y desavenencias (que tenía los discípulos) “el perdón es un distintivo lógico y coherente de aquellos que han seguido al señor para recibir el perdón de sus pecados .”

  • Por tanto, si tu hermano peca contra ti y te oyere has ganado a tu hermano (vr.15), la audiencia es especifica son los discípulos y seguidores de Jesús, esto nos compete como personas que profesamos seguir a Jesús, así que la forma y manera como debemos perdonar a nuestro hermano, es lo que Jesús desarrolla a continuación hasta llegar a la parábola.
  • Los discípulos tenían una desavenencia, la reconciliación trae restauración y no perdida porque el hermano se puede perder como por los tropiezos, en la búsqueda de la restauración es apoyarnos en amor para buscar al hermano y reconvenirle para que se reconcilie a través del perdón.
  • La práctica del perdón en la iglesia debe ser en privado, hoy desafortunadamente muchos conflictos eclesiásticos se publican en redes sociales, inclusive los que son de carácter privado y personal, esto es nocivo a la hora de poner en práctica el perdón que Jesús nos quiere enseñar
  • La respuesta de Jesús es directa y clara en términos de perdón; no tendrás límites ni una medida al perdonar, la segunda respuesta de Jesús es a través de la parábola donde el señor nos da una demanda clara y contundente, con respecto a la forma y manera en que debemos perdonar, veamos la parábola a la luz de tres puntos:
  1. El rey misericordioso que perdona (23-27)
  2. El siervo inmisericordioso que no perdona (28-30)
  3. La respuesta del rey al siervo malvado (31-35)

Descargar sermón:

Comparte este sermón:

Más sermones de Fredy Aguilar

Parábolas
Fredy Aguilar