Santidad en la soltería | 1 Corintios 7:17-40

“Te va a dejar el tren”; “¿Todavía no te casas?”; “No escojas tanto y aférrate a lo que aparezca” Estás son algunas  de las cosas que escuchamos con frecuencia entre creyentes al respecto de su soltería.

Por un lado tenemos un mundo que menosprecia cada vez más el calor del matrimonio y por otro lado una iglesia que ve con cada vez más desdén la soltería. Muchos creyentes que aún no han podido casarse se ven como personas que han fracasado en su proyecto de vida y sin darse cuenta convierten el matrimonio en un ideal llegando a creer la mentira que para ser felices deben tener una pareja.  Y aunque Pablo no aborda este tema de la soltería en términos tan específicos, lo que veremos en la mañana de hoy es que si bien el matrimonio es una bendición también lo es permanecer soltero si el Señor así lo permite y que es posible disfrutar del servicio a Dios con gozo cualquiera sea la condición en la que estemos.

No olvidemos el tema que Pablo está abordando y es las respuestas a las inquietudes de los hermanos de Corinto sobre el tema del matrimonio y las relaciones sexuales. Ellos estaban preocupados por no llegar a vivir como pagamos en cuanto al sexo y eso los llevó a querer separarse incluso de sus cónyuges, algo que tenía sustento según la instrucción del Señor.

Pero todavía había otro asunto que resolver. Qué de los que todavía no se habían casado. ¿Debían permanecer solteros de por vida con tal de no llegar a juntarse íntimamente con nadie? Los siguientes versículos son especialmente acerca de esto, de cuál debía ser la perspectiva correcta de un soltero acerca del matrimonio.

Solo imagina el escenario. Los casados de Corinto diciendo a los solteros que por nada del mundo fueran a renunciar a su soltería para que no tuvieran que vivir como ellos, atados a una pareja. Y puedes imaginar también a los solteros pensando si esto realmente era algo que ellos deseaban o para lo que estaban o no preparados.

Así que, veremos nuestro texto a la luz de los siguientes puntos:

  1. Un consejo general a permanecer como el Señor llamó a cada quien
  2. Un consejo para no casados  matrimonio
  3. Un consejo a las viudas acerca del matrimonio

Descargar sermón: